RSS

Entrar en la Vida 3.0

24 Nov

Dicen que es complicado pasar de la vida 2.0 a la vida 3.0, la verdad es que cuando este post se publique yo ya habré entrado en la vida 3.0 (o sea, ya tendré 30 años) y de momento no noto ningún cambio especial, ni mis células han empezado a implosionar, ni nada raro, creo que seguiré sin derretirme como la bruja de El Mago de Oz.

Si tienes ganas de que te cuente mi vida hasta hoy (un poco resumida) presiona sobre leer más. ¡Ah! Y de paso os explicaré el porqué de mi nick.

Nací en Zaragoza, hará como unos 30 años por eso lo de la Vida 3.0. Tardé casi 10 meses en decidir que ya era hora de venir al mundo, eso sí, un día antes del parto mi madre se pegó el “descojone” de su vida viendo “La Vida De Brian” de los Monty Python en un cine, yo creo que eso me afectó ya a la cabeza.

De pequeñito yo era el tranquilín de mi grupo de amigos, entre otras cosas porque hasta los 4 años tuve serios problemas respiratorios, eso sí, no sé como me lo montaba, pero siempre era yo el que acababa con brechas que necesitaban de sutura, tantas que tengo más puntos dados en el cuerpo que puntos marcó Michael Jordan en toda su carrera en el baloncesto.

Cuando superé los problemas respiratorios y ya no me ahogaba comiendo empecé a coger mejor color, a comer más, y al final acabé creciendo más a lo ancho que a lo alto, así que me he quedado tirando para canijillo y voy camino de tener mi propio campo gravitacional.

Mientras crecía (en la dirección que fuera) me fui haciendo friki sin darme cuenta… me aficioné a los comics, muchísimo, aún no sé cuánto dinero pude llegar a gastarme, pero poquito no… Mientras tanto también me iba aficionando a otras cosas, como el mundo de la música electrónica, en especial un estilo que comenzaba a despuntar cuando yo tenía 12 o 13 años y que viviría su mejor época justo cuando yo llegaba a la mayoría de edad. El Trance, ese mismo que me hace que me vaya de fin de semana a Holanda a un par de fiestas, o que este viernes me coja el penúltimo AVE a Madrid y me vuelva en el primer AVE a Zaragoza de la mañana.

Pero me voy yendo por los cerros de úbeda, o por donde sea… La cosa es que además de todo esto en mi casa había entrado un PC gracias a la curiosidad que me había despertado el Programa ATENEA de mi colegio, aún recuerdo sus características: procesador 386 con 1 mega de ram y 60 megas de disco duro, con doble disquetera de 3,5″. Un bicho al que le hice las mil perrerías, desde todo el mantenimiento de software que a alguien se le pueda ocurrir (instalar desde MS-DOS 4.0 a la versión 6.2.2 una encima de otra, Windows 3, luego 3.1, juegos, chorradas en BASIC…) hasta el mantenimiento de hardware (aumento de la memoria con placas de RAM de 2 megas cada una, cortocircuitación de la placa base). Vamos, que empecé a cacharrear, y por allí también desarrollé otra vena friki, la de los ordenadores y cacharritos tecnológicos. En esta época, unos cuantos amigos tan frikis como yo, y yo mismo, decidimos, ya que entrabamos en BBS de hacking y tal, crearnos nuestros nicks, y yo, filántropo que soy escogí “Allthose”, que separado se podría traducir por “todos aquellos”, en referencia a que quería hacer un mundo más justo a través de mis acciones en la red, mira que éramos ilusos.

Con todo esto pasa mi adolescencia en el instituto, sin pena ni gloria, más bien del montón, vago, muy vago (siempre me caían varias por pura perrería que luego sacaba gracias a la evaluación contínua en el tercer trimestre). Y llega el momento de escoger para dónde tiro en la Universidad… Yo había recibido extraescolares de inglés hasta un nivel upper-intermediate y había ido a clases de francés en el instituto, por lo tanto parecía que los idiomas era lo mío, pero a la vez mi vena friki me pedía hacer comunicación audiovisual (era, soy y seré discjockey, aunque sea en mi habitación) para poder ser productor de televisión o de radio, y lo que había visto de economía en el instituto me gustaba, así que el magisterio de inglés fue la opción “por si…”.

Y, efectivamente, acabé haciendo magisterio de inglés, y no sólo eso, sino que además, al terminar la carrera, que por cierto me costó 5 años cuando se suponía que era de 3 (¿he comentado ya lo vago que soy?), me fuí con los ahorros de un verano trabajando de operario de recogida de RSU (vamos, de basurero), a buscarme la vida a Londres. Y qué os puedo contar de eso, símplemente que en el momento en el que me jugaba el seguir allí o volverme porque no me quedaba un clavel conocí a una gente súper maja, hice caso a una de ellas y entré a trabajar en Caffé Nero, una cadena de cafeterías, y así pude quedarme y compartir con esas personas el año más mágico de mi vida, el que más me ha hecho conocerme, crecer y perderle el miedo a saltar al vacío. Tanto que me presenté a un puesto en Barclays, y yo, que soy incapaz de sumar 2 y 2, conseguí ser cajero.

A la vuelta de Londres, oposiciones, no me las saco pero me da la nota para trabajar de interino, 2 años dando clases a media jornada para coger puntos de experiencia y haciendo cursos hasta de “Encaje de Bolillos aplicado a la Educación”, y al final, llego y me saco la oposición. Y, para “colmo de males”, me dan plaza para el año de funcionario en prácticas en el cole en el que había estudiado de pequeño, en mi pueblo, vamos… la cosa perfecta.

Tanto es así, que ese año, por segundo año consecutivo, al centro se le da auxiliar de conversación de inglés, y nos viene una americana, bajita, pelirroja, con gafas, algo tímida… Pero el trabajar juntos, el vernos en el curso de conversación… hace que poco a poco se vaya fraguando una amistad que acaba en noviazgo, tal es así que empezamos a estar juntos sin saber si existe posibilidad de que ella repita.  Y existió, total que pasamos casi 2 años de una relación maravillosa, y ahora mantenemos una amistad que no cambiaría por nada del mundo.

Entre todas estas vicisitudes acabé siendo el Asesor de Tecnologías del Centro de Profesores y Recursos de Andorra (me pagan por cacharrear, sólo sería más feliz si me pagasen por cacharrear y ser bloguero de Xataka, Motorpasión o Applesfera), así que sigo viviendo en mi pueblo, y ya van 3 años de “desempeño del cargo”.

Esa es mi vida resumida, ahora toca… ¿Qué viene ahora? Puff no tiene mucho secreto, volver a presentarme a los Profes Visitantes en USA (quiero darle otro “pulido” a mi inglés, y además haberme quedado fuera por meras cuestiones presupuestarias me jode mucho, y soy cabezón como yo solo, así que volveré a presentarme). Por otra parte en “na y menos” me convertiré en un feliz hipotecado (que no propietario) de una vivienda, un dúplex al que estáis invitados (pero no todos de golpe, que es grande pero no tanto). Por lo demás, seguir respirando, haciendo cosas que me gustan e intentar mantener mi filosofía de vida “trata como te gustaría que te tratasen”.

¡Ah! Y mirando atrás, tengo clara una cosa, sabiendo lo que sabía en cada momento (jugar con lo que sé ahora sería hacer trampas), tengo bastante claro que en estos ya 30 años de vida, no cambiaría ninguna de las decisiones que he ido tomando, más que nada porque me han hecho conocerte, y a ti, y a ti, y a ese que lee desde su iPad, y a aquellos que aún están de viaje por Sudamérica, y a los que se acaban de casar, y a estos que se casarán, y a la mamá que cada día se le nota más, y a mi hermanito, y a un montó de gente con la que comparto unos gustos u otros, vamos, que me alegro de conocernos, ¡qué coño!

Anuncios
 
11 comentarios

Publicado por en 24 noviembre, 2010 en Yo y mis cosas

 

11 Respuestas a “Entrar en la Vida 3.0

  1. Juan Carlos Guerra

    24 noviembre, 2010 at 0:56

    Felicidades por el blog por el desnudo integral en tu primer post. Aunque no se por quién va, me doy por aludido y soy el que lee desde el iPad (y así es de verdad jaja) y yo si que esto encantado de haberte conocido porque eres una gran persona.
    Un abrazo grande y ¡Ah! felicidades también por tus 30 añitos (quién los pillara…)

     
    • Alejandro Folch Gascón

      24 noviembre, 2010 at 1:07

      Jajaja, no me hables de desnudos integrales que pongo una foto y entonces la lío XDDD

      Dicen que quien se da por aludido quizá es que lo sea, creo que tengo poca audiencia con iPad, y a toda la que tengo le tengo un especial aprecio (por lo menos a toda de la que soy consciente de que lo tienen que sois 3, tú, una compañera tuya, y cierto señor con barba XDD).

      Gracias por lo del cumple, la verdad no me noto nada distinto a como era hace una hora y pico, así que tampoco será para tanto XDD

       
  2. Juan Ignacio Castro

    24 noviembre, 2010 at 1:10

    ¡Me encanta! ¡Qué espontaneo, qué natural, qué divertido! :))) ¡Por otros treinta años más…! ¡No, que son pocos…! ¡Por otros setenta años más…! ¡Felicidades!

     
    • Alejandro Folch Gascón

      24 noviembre, 2010 at 10:21

      Bueno, si cumplo setenta más encontrándome física y mentalmente como me encuentro ahora, que vengan, que les espero con los brazos abiertos, y más si sigo rodeado de gente como vosotros :o)

       
  3. txus_1972

    24 noviembre, 2010 at 9:19

    ay, qué bonito!!
    te envidio. nunca he sido de esas personas que se arriesgan, nunca he tomado decisiones de última hora ni he saltado (por decirlo de alguna forma) de un tren en marcha sin saber por qué o a dónde iba. ahora que tengo motivos suficientes como para plantearme un gran cambio, ni sé cómo empezar ni me veo preparada. a ver si leyéndote 25 ó 30 veces más se me pasa!! 🙂

     
    • Alejandro Folch Gascón

      24 noviembre, 2010 at 10:24

      ¡Ole! Otra persona que tiene voluntad como para leerse el post, mira que me despertáis admiración. En cuanto al tema de los saltos en el vacío, para mi va con mi ideosincrasia, si soy un “cojonazos” que me lo tomo todo con toda la tranquilidad del mundo, pues lanzarme al vacío es solo otro paso, lógico o no. A veces me sale bien y otras me sale como el culo, pero ya está hecho. No busques por donde empezar, echa un pie delante del otro y camina sin pensar, muchas veces así es como se ha de dar ese salto. Mucho ánimo, y nos vemos flotando en el vacío, el aterrizaje ya llegará, mientras tanto, ¡disfruta de la ingravidez del vuelo!

       
  4. AliyCia

    24 noviembre, 2010 at 12:59

    Decíamos ayer…. 😉 Ave Alejandro 3.0, las AliyCias 4.1 te saludan.

    Creo que te has hecho un gran regalo al regalarte este blog personal. Por experiencia te digo que poner en palabras dónde estás y a dónde te gustaría llegar hace que tu camino se despeje y acelera el alcance de esos objetivos. Poca gente es consciente del poder de la red de apoyo emocional que tejen a tu alrededor tus lectores, que estarán contigo en los momentos buenos y en los malos, te darán ideas y reforzarán tus convicciones.

    Bravo por ti, por tomarte este momento simbólico de la entrada en los 30 como un punto de inflexión, un momento para mirar atrás, tomar consciencia de hasta dónde has llegado y qué te ha hecho ser como eres. Un momento para iniciar o reiniciar proyectos con la ventaja del aprendizaje acumulado y, por supuesto, para soñar más alto.

    Feliz cumpleaños. Feliz década.

     
    • Alejandro Folch Gascón

      14 diciembre, 2010 at 17:50

      ¡Ay! Alicia, que no solo ha sido un punto de inflexión para mi (en realidad solo he echado la vista atrás pero sigo, de momento, por la misma senda). Veo que tú también has iniciado nuevos proyectos muy 2.0 (envidio tu capacidad de trabajo y de dormir poco) y relacionados con lo tuyo.

       
  5. Toxsi

    14 diciembre, 2010 at 11:26

    Profesor de Inglés y nos acabamos perdiendo en Holanda porque no tenías ni idea de lo que te dijo la señorita taquillera de la estación de Utrecht… es una anécdota que deberías contar.
    Te sigo y te vigilo, así que cuidadín con lo que aquí escribes!!!

     
    • Alejandro Folch Gascón

      14 diciembre, 2010 at 13:56

      Tienes razón, pero esque no me cabían todos los accidentes eventos anecdóticos en el post si no quería hacerlo kilométrico.
      Tenga usted en cuenta que tenía el oido hecho polvo del volumen de las 10 horas de Trance Energy y además, luego fui yo el portavoz con la revisora cuando a uno se le perdió el ticket, y casi nos echan del tren, y conseguí que nos indicara el tren correcto al aeropuerto. ;oP

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: