RSS

#EstoNOEsRoboticaEducativa

15 Feb

Aclaración previa: Voy a dejar clara una cosa, que parece que se está interpretando sobre este texto. Esta reflexión no, repito, NO VA EN CONTRA DE LAS JERP2016 ni de quienes las organizaron. Quien así lo entienda no quiere leer más allá de la superficie, se queda en el principio y no en el final del texto. Pretendo defender la escuela pública, rural e infradotada, pretendo defender que para emplear dotaciones tan caras debe haber un elemento de innovación detrás.
Bien no lo he sabido reflejar en el texto o bien no han sabido entenderme, en cualquier caso es una reflexión de un individuo, luego podemos debatir sobre la misma todo lo que queramos, pero que nadie se lo lleve al terreno personal.

Acabo de llegar de un congreso sobre “robótica educativa”.

Lo pongo entre comillas, y de las gordas, porque al fin y al cabo lo que he visto ha sido mucho cacharro, educación, la justa.
He visto como intentaban convencerme stand tras stand (y eso que había poquitos) de que los niños necesitan un chisme para sentirse motivados, a ser posible, un chisme muy caro para sentirse muy motivados. Me asquea.

En primer lugar porque la supuesta robótica educativa sólo sirve para mostrar una vez más la diferencia entre niños ricos y niños pobres. Aquellos que pueden tener un robot que vale mucho dinero (o una tableta que cuesta mucho dinero o una metodología que cuesta mucho dinero) y los que no.
En segundo lugar, porque más allá de pretender llenar los centros de cacharros (robots, impresoras 3D) prácticamente nadie es capaz de decir una razón puramente pedagógica para su uso, por lo menos una razón pedagógica que no sea “vas a hacer lo mismo que has hecho hasta ahora pero con un cacharro hipermono (e hipercaro)”. Bueno, sí, en un stand nos ofrecen consultoría, por un precio que no nombran y que no pregunto, nos ayudarían a incluir la robótica en el currículo del centro.

Me vuelvo a casa con el corazón roto y pensando que una vez más, la educación está al servicio del que más dinero pone encima de la mesa, pero me decido a buscar en internet sobre el tema de “robótica educativa”. Afortunadamente me sale un programa de la tele pública. Espero que en él me den las razones que no he podido encontrar en el congreso. Me vuelvo a asquear al encontrar que gran parte del programa (repito que está en la tele pública) lo copa un colegio privado. Como siempre. La educación pública no vende tan bien. Quizá porque los niños no son tan guapos ni van tan monos con sus uniformes, quizá porque no tienen una tablet carísima delante, ni un robot que les baila canciones y les hace dictados, quizá porque con una fracción de lo que se gasta ese colegio privado en cacharros mi colegio público de 40 años arreglaría sus problemas crónicos de goteras, renovaría la dotación informática de todo el centro y hasta le daría una mano de pintura al centro (la última fue en la década de los 80).

Entonces lo entiendo todo… ¿Sabeis que os digo? Que nos merecemos ser los últimos en el informe PISA, PATO y en todos los que se nos ocurra. Porque no defendemos nuestra educación pública: igualitaria y acogedora… dejamos que entre todos les paguemos publirreportajes en la tele-pública a esas empresas del conocimiento porque representan la élite a la que aspiramos, en la que importa que el robot les haga el dictado y no por qué les hace el dictado.

Aquí sigo yo, iluso, soñando que se puede cambiar este país que tenemos desde una escuela rural, que los niños y niñas a los que les enseño programación como extraescolar en su tiempo libre (en equipos que tienen tantos años como ellos);  y con suerte un poco de robótica (a base de esfuerzo entre todos para conseguir el robot, 2€ de cuota mensual que se invierte en fotocopias y en intentar conseguir un robotito que puedan programar), inglés y valores como el esfuerzo y el trabajo en equipo entiendan que esto sí es robótica educativa… lo demás es pura fachada.

Anuncios
 
5 comentarios

Publicado por en 15 febrero, 2016 en Yo y mis cosas

 

5 Respuestas a “#EstoNOEsRoboticaEducativa

  1. tucho mendez

    15 febrero, 2016 at 21:38

    Buenas,

    He de decir que la reflexión me parece tremendamente necesaria. Soy profe de tecnología y apasionado de la robótica, la programación y la impresión 3D. Por desgracia, cada vez más, veo muchos motivos para preocuparse detrás de este “boom” de todo lo que tiene que ver con estas áreas. La mercantilización, el cacharrocentrismo, el esnobismo… miedito!

     
  2. Marcos

    15 febrero, 2016 at 23:20

    “Bueno, sí, en un stand nos ofrecen consultoría, por un precio que no nombran y que no pregunto, nos ayudarían a incluir la robótica en el currículo del centro.”

    Hola Soy @mgarasa director pedagógico de @innovaschool_es el que comentas de la consultoría…

    … y te hablo desde la experiencia de 12 años de profe y ahora desde hace 2 años, ayudando a los coles a mejorar cuando se puede.

    No me alegra que menosprecies menos que al resto mi presentación en las JERP pero, y si aún estando allí no me has preguntado sigo poniéndome a tu disposición para entender tu proyecto.

    Creo humildemente que haces mucho ruido y muestras poco agradecimiento a la iniciativa nacida de la cabeza y el corazón de 2 docentes, de inf. y de prim de un colegio público, que han asumido riesgos personales demasiado importantes en un ayto. maldito por el pasado que quiere, mediante este tipo de iniciativas o la asociación de robótica para chavales que han montado en el pueblo, renacer con otra imagen y aportando al futuro.

    Si hubieras vivido el nacimiento de la idea, si supieras cual es el objetivo, quien está implicado de inicio, cuando, cómo y con qué recursos se han organizado las jornadas de la muela y sobre todo los tiempos de participación de los presentes en las mismas pienso que te replantearías este texto e incluso estarías pidiendo disculpas por tu artículo.

    Ah!! También entiendo que si no estuviste en la ponencia de apertura no entendiste el mensaje implícito de las jornadas. #PENSAMIENTOROBÓTICO y si tampoco estuviste en el cierre donde por cierto se repitió ese mensaje, justo antes de los regalos gamificados cedidos por las empresas…

    REGALOS: 3 KITS de robótica y 50 cursos GRATUITOS a equipos docentes de 50 coles …

    y ojo, que no clasifico como regalos los talleres gratuitos de 2 horas brindados gratuitamente por las marcas o las personas aportaciones presencias y horas de trabajo previo apoyando.

    Ahora dime si eso ayuda o no. si suma o si resta…

    Cuando la iniciativa pública no es posible la iniciativa privada debe ser bienvenida.
    No mezcles churras con merinas.

    En ese cierre antes de los regalos, hablamos de que esto debía ser horizontal, el mensaje no fue el que tu das. el mensaje que se ha querido extender ha sido despertar la curiosidad y la aplicación del docente y que si para ello que el disparador sea un robot o el algoritmo de ponerse un abrigo (tal y como hablaba esta tarde con @londones) es lo de menos.

    Crear nodos y redes locales extender el mensaje ese era el objetivo que vinieran a enseñar lo que se hace fuera de Aragón y si bien es cierto que las marcas, venden productos no es menos cierto que la magia no es el robot, es lo que tú eres capaz de hacer con el robot….

    Permíteme cerrar mi comentario con una invitación a la reflexión:

    1.- ¿Has preguntado a estas empresas alguna vez si te apoyarían algún proyecto en tu centro?
    2.- ¿Tienes un proyecto piloto que presentar a una empresa?
    3.- ¿Realmente tienes ganas de sumar? o ¿eres más de restar?

    A mi me lo han preguntado alguna vez y sí gratuitamente hemos trabajado con esos colegios, PUBLICOS, PRIVADOS y CONCERTADOS. (Pero supongo que entiendes que lo lícito es que mi nómina también tiene que salir 1 vez al mes).

    No mezcles churras con merinas
    SIGO A TU ENTERA DISPOSICIÓN

     
    • Alejandro Folch Gascón

      16 febrero, 2016 at 13:08

      He añadido una nota aclaratoria al principio del artículo, ya que veo que algunas personas os lo habéis tomado como un ataque personal, cuando no lo es.

      Creo que no tuve la oportunidad de conversar contigo, aunque sí que me pasé por el stand.

      Tienes razón en que me perdí la ponencia inaugural, acababa de llegar de mi centro, estabais a mitad y no había espacio sitio para más gente. Y en la clausura estaba por los espacios que habían habilitado los CIFES y CATEDU, viendo posibles enfoques didácticos de cómo emplear los robots, y cómo acercar la programación al alumnado.

      Entiendo que los más involucrados en las jornadas os sintáis atacados personalmente, ya que habéis invertido mucho tiempo, muchas ganas, mucho esfuerzo y, por qué no decirlo, mucho dinero, en estas jornadas. Vuelvo a decir que nada más lejos de mi intención, creo que el concepto de las jornadas fue bueno, el desarrollo mejorable (como siempre que te enfrentas a organizar algo por primera vez y encima tienes que luchar contra un cambio de programa de última hora, espacios que no eran muy idóneos pero era con lo que se contaba, y hasta con el suministro de luz eléctrica. Yo también he organizado cosas, también por primera vez y sé lo que se sufre, todo el trabajo previo que hay, las noches sin dormir, las preocupaciones, los fallos de última hora, el correr de un lado para otro “apagando fuegos”…). Pero vuelvo a decir que mi intención no es atacar a las JERP2016, sino poner mi propio grito en el cielo (acertado o equivocado) sobre cierta sensación que tengo en los últimos años respecto a la implementación de la tecnología en el entorno escolar, llamémosle miniportátiles, tabletas, robots, impresoras 3D o como queramos. En la que parece que todo el mundo debe tener el último cacharrito tecnológico y que con ello llegará la innovación y mejorarán los resultados de manera intrínseca. Repito es mi sensación, y como es una apreciación personal, puedo estar terriblemente equivocado.

      Despertar el interés de los docentes y las familias por el uso de las tecnologías o la robótica o la programación es magnífico si eso lleva aparejado un cambio metodológico, una innovación y un refuerzo de los aprendizajes, si no es compar cosas para hacer más de lo mismo.

      Me parece acertada tu frase de que “la magia no es el robot, es lo que tú eres capaz de hacer con el robot…” Pero en realidad la magia, a mi parecer es lo que los alumnos sean capaces de hacer de nuestra mano.

      En cuanto a la entrada de las empresas en la escuela, llámame bolchevique, pero me dan bastante respeto, por no decir miedo, consideró que si la educación pública estuviese suficientemente dotada y cuidada, las empresas podrían entrar, pero con una clara supeditación a los objetivos pedagógicos de la escuela.

      No me he planteado nunca presentar un proyecto a una empresa ya que en mi centro hay una filosofía clara en lo relativo a compras de equipamientos: se compra sin deber, ni dinero ni favores.

      Y, por supuesto, creo que tienes, tenéis, todos tenemos el derecho a ganarnos la vida y tener un sueldo digno que nos permita vivir.

      Te agradezco que te pongas a mi disposición, y quizá podamos hablar en un futuro.

      Pd: No debo de valer para pastor pues soy bastante dado a eso de mezclar churras y merinas 😉

       
      • Marcos

        16 febrero, 2016 at 19:57

        VALE, ALINEANDO DISCURSOS QUE PARECE QUE AL FINAL PARECE QUE VAMOS EN LA MISMA LÍNEA.

        He de decir que no se ha aportado dinero desde mi empresa a estas jornadas (por PRINCIPIOS no lo hacemos) aunque reconozco que ofrecí en algún momento hacerlo de mi bolsillo cuando no había luz. El que no arriesga no gana, y estas JERP han sido éxito gracias a este factor( al riesgo asumido por 2 locos maravillosos y al posterior apoyo de instituciones como CATEDU. hay están los hastags que son timeline ideales para esto..) .

        Yo no soy bolchevique ni hablo de colores, ni de rojos ni verdes ni azules ni naranjas. Si el estado no tiene el recurso lo que yo planteo es un concepto de pura inercia motivacional y por favor entiendaseme bien de “prostitución didáctica” yo puedo aportar porque se crear es mi valor diferencial y diseñar experiencias de aprendizaje BASADAS EN PEDAGOGÍA (mira mi historial o mis entrevistas, ponencias artículos en mi blog, sesiones, talleres, el que me conoce lo sabe y es la filosofía en innovaschool por que siempre ha sido mi mensaje) pero si tu fabricante, me prestas el “hierro” (así lo llamo) podré añadir valor a tu Gadget y tu Podrás comercializarlo.

        “Win to Win”

        Yo, como casi cualquier profe, con mi cerebro puedo diseñar y tú, empresa de “hierro” aportas valor pues seguro que somos capaces de juntos, llevar a los chavales un poco más lejos. Otros regalamos el proyecto propio de centro para que se apruebe como asignatura algo que le encantó como idea a los asistentes ¡¡y toda la programación curricular implicada!! que dicho sea de paso no ha hecho nadie tan a fondo a día de hoy y es de lo que estamos hablando. De que las marcas necesitan profes, quieren proyectos,¡¡¡¡ salid a buscarlos !!!!!! no todo sale de la teta de mama estado no hay para todos y aquí es donde hago la referencia al pastoreo de mezclar churras con merinas.

        Unos venden hierro, otros capacitación, otros regalan cursos, otros UUDD, lo suyo será hablar con todos. Ver en que te aporto yo, en que BQ, en qué Micrologic, donde Todos los demás…. Os animo, ¡¡A veces funciona!!

        Esto, el concepto de la “prostitución didáctica” sí y solo sí es un “win to win” que me enseño un buen amigo… sigo ofreciendome a colaborar cuando veo potencial talento y trabajo en un grupo de profes, con o si recursos.

        ** Para seguir charlando si quieres por DM en twitter o por mail a marcos.garasa@innovaschool.es

        ________________________________________________________________________________

        Para finalizar, me permito dejarte 4 referencias de entrevistas para que veas mi trayectoria y mensaje:

        http://www.elmundo.es/tecnologia/2015/09/07/55edbda8ca4741144e8b4597.html

        http://www.cope.es/player/ponedores-educacion-profesores-tecnologia-innovaschool-garasa-100915&id=2015091003120001&activo=10

        https://marcosgarasa.wordpress.com/2014/04/01/entrevista-a-complete-service-of-tablet-integration-the-experience-of-madrids-innovaschool/

         
  3. Rafael

    18 febrero, 2016 at 10:29

    Buenos días Alex,

    Te escribo desde Microlog, y una vez leído el blog (con su cierta dosis de polémica) y las correspondientes respuestas, me permito defender nuestra posición.
    – La trayectoria de Microlog abarca más de 35 años, ayudando a la educación en casi todos los rincones de España. Con esto te digo que la misión de la empresa no es especular ni alcanzar un pelotazo puntual. Claro que negociamos y ganamos dinero, pero repercutimos en sueldos e investigación de los nuevos productos demandados.
    – Sí que es verdad que hemos notado en alguna actividad similar, (en el JERP2016 estuvimos muy a gusto) que cierto porcentaje del profesorado parecía que le apestaban que fueran empresas a mostrar sus productos. Esto es un problema de mentalidad, ¿Cuántos stands eran de organismos públicos? ¿Qué talleres organizaban los profesores? ¿Cómo hubieran sido las jornadas sin la presencia de las empresas? Seguramente distintas. Si las empresas no se sienten arropadas, no acudirán.
    – Nosotros, como bien dice Marcos Garasa, somos de aportar, de sumar, y acudimos muy gustosamente. Y JuanMa, Domingo, Olga y toda la organización… nos han tratado de maravilla. Yo lo único que espero, es repetir el próximo año y que las jornadas sean aun mejores.
    Un abrazo
    Rafael Sánchez

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: